Fascitis Plantar

La Fascitis Plantar es la inflamación de la Fascia Plantar (la Fascia Plantar es una banda gruesa de tejido que pasa por debajo del arco del pie. Conecta el hueso del tobillo a los huesos de los dedos).

Productos Recomendados
Ver como Parrilla Lista

1 artículo

por página
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

1 artículo

por página
Fijar Dirección Descendente

Los daños repentinos o graduales pueden causar microfisuras que hacen que la Fascia Plantar se expanda y cause dolor en el talón. Las razones por las que se producen los daños en la Fascia Plantar incluyen:

Daños de impacto repentinos. Esto ocurre al correr, bailar o hacer deportes. Esto normalmente afecta a personas más jóvenes y activas.

Daños y desgastes graduales. Esto normalmente afecta a personas mayores en casos en los que la Fascia Plantar ha sido dañada gradualmente con el tiempo.

¿Tiene usted Fascitis Plantar? Normalmente el dolor se siente en la parte inferior del talón y a menudo es más intenso con los primeros pasos al levantarse por la mañana o tras periodos de inactividad o descanso. La Fascitis Plantar está presentada por un dolor punzante agudo en la parte inferior o delantera del hueso del talón. Es muy común experimentar la Fascitis Plantar en un solo pie, sin embargo los informes indican que un tercio de los afectados la tienen en ambos. Por favor, haga clic aquí para ver un vídeo práctico que le explicará la Fascitis Plantar.

Una causa común de la Fascitis Plantar es la pronación excesiva. Esto significa que con cada paso que demos nuestro tobillo se inclina hacia el interior y los arcos descienden. Otros factores incluyen: la edad, aumento de peso, caminar o permanecer de pie durante largos periodos de tiempo y músculos y ligamentos tensos. En especial, los gemelos y tendones de Aquiles tensos contribuyen a la Fascitis Plantar.

Este estiramiento continuo de la fascia en el hueso del talón, acaba provocando el desarrollo de un crecimiento óseo del talón. Se conoce como Espolón Calcáneo. Debe tenerse en cuenta que los espolones son un síntoma de la Fascitis Plantar; el espolón no causa el dolor, sino el tejido inflamado a su alrededor.

Cómo ayudan los dispositivos ortopédicos con la Fascitis Plantar

Los podólogos, quiropedistas y fisioterapeutas de todo el Reino Unido usan como primera opción las suelas ortopédicas para tratar la Fascitis Plantar. Los dispositivos ortopédicos son suelas correctivas y no deben confundirse con las suelas de goma espumosas, o gel para talones que encontramos en las farmacias y supermercados. La mayoría de estos productos solo proporcionan acolchado, ¡no proporcionan corrección biomecánica!

En cambio, los dispositivos ortopédicos realinean los pies, los tobillos y las pantorrillas. Muchos tenemos un arco aparentemente normal al estar sentados o incluso al estar de pie. Sin embargo, es el impacto del peso al caminar el que tiene el profundo efecto en los arcos y ligamentos del pie. Con cada paso que damos bajamos los arcos (algunas personas mucho y otras poco) y esto coloca carga y tensión sobre la fascia Plantar, lo cual produce inflamación y dolor. Los dispositivos ortopédicos dan soporte a los arcos y liberan la tensión excesiva de la fascia Plantar, lo cual permite que el tejido inflamado se cure y evita más daños y microfisuras en el tejido.

Para ser efectivo, el dispositivo ortopédico no necesita ser un dispositivo caro y personalizado. Un estudio minucioso del Dolor del Talón por la Sociedad Ortopédica Americana del Pie y Tobillo determinó que, al llevar dispositivos ortopédicos prefabricados estándar y realizando una serie de ejercicios diarios, ¡un 95% de los pacientes en el estudio experimentó un alivio duradero y considerable de los síntomas de dolor del talón! Un estudio reciente en Canadá también confirmó la efectividad de los dispositivos ortopédicos de bajo coste para el tratamiento de la Fascitis Plantar.