Pie Diabético

Para las personas con diabetes es muy importante tener especial cuidado con los pies. Los diabéticos padecen una circulación deficiente y una pérdida de sensación en sus extremidades, comúnmente en los pies. A medida que el proceso diabético continúa, la neuropatía provoca dificultades sensoriales, que a menudo causan que no se detecte un mal encaje de los zapatos, presión y fricción excesiva e incluso lesiones. El resultado acaba en úlceras de piel, infecciones y, en algunos casos, amputación. Un encaje correcto del zapato es absolutamente esencial para evitar las heridas por estrés, fricción y presión. El zapato debe encajar con la longitud y anchura del pie, y el talón debe proporcionar un soporte adecuado. Las costuras dentro del zapato no deben sobresalir ya que esto provocará roces e irritaciones.

Suelas Ortopédicas para Diabetes

Los dispositivos ortopédicos pueden ser muy útiles para evitar las heridas por fricción y presión. Estas son las razones:

La pronación excesiva lleva a una peor función de los pies y provoca fricción y presión dentro del calzado. Los lugares comunes en los que ocurre la fricción excesiva son bajo el metatarso del pie y en la parte exterior de la articulación del dedo gordo. También en la parte superior del dedo gordo del pie.

Las suelas ortopédicas FootActive Comfort o FootActive Sensi pueden ayudar ya que son suelas ortopédicas de «contacto completo» y distribuyen el peso del cuerpo por toda la superficie del pie. La plantilla también garantiza un caminar biomecánico correcto, reduciendo/evitando una fricción excesiva.

Los dispositivos ortopédicos Footactive están fabricados con Etilvinilacetato blando de densidad media que se amolda al pie tras unas pocas semanas de usarlo. La capa superior está fabricada de Durapontex blando para una mayor absorción de golpes y comodidad.

NOTA: Los diabéticos deben siempre consultar con su Médico o Podólogo antes de usar dispositivos ortopédicos.

Otros consejos:

  • inspeccione sus pies cada día en busca de heridas, inflamación, descoloración, cortes y ampollas. Use un espejo para inspeccionar la planta de los pies.
  • tenga los pies limpios. Lave con agua tibia (nunca caliente) y jabón suave. Seque con cuidado, especialmente entre los dedos. Use una loción o crema de pies en la piel seca pero no la use entre los dedos. Si lo desea puede usar polvos para pies entre los dedos
  • corte las uñas rectas y a menudo. Póngase en contacto con un quiropedista si necesita ayuda para cortarse las uñas o si necesita instrucciones.
  • cambie los calcetines o medias cada día. Los calcetines sin costuras son los mejores. Evite materiales elásticos apretados.
No podemos encontrar productos que coincida con la selección.