Salud De Los Pies

Cuidado de los Pies - y lo que sus pies dicen sobre su salud

Enfermedades, años de desgaste, calzado que no encaja o diseñado inadecuadamente, circulación deficiente en los pies, o uñas de los pies mal cortadas son solo algunas de las cosas que causan los problemas comunes de los pies.

Para evitar problemas en los pies, revíselos regularmente —o pida a otro miembro de la familia que se los examine— e intente asegurarse de que tiene una buena higiene en los pies.

Evitar Problemas en los Pies

Mejorar la circulación de la sangre a los pies puede ayudar a prevenir problemas. La exposición a temperaturas o agua fría, presión de los pies, largos períodos de tiempo sentado, o fumar puede reducir el flujo de sangre a los pies. Incluso sentarse con las piernas cruzadas o llevar medias o calcetines apretados y elásticos puede afectar la circulación. Por otro lado, levantar los pies, estar de pie y estirar, caminar y otros ejercicios promueven una buena circulación. Los masajes suaves y los baños tibios ayudan a aumentar la circulación a los pies.

Llevar calzado cómodo que encaja bien puede evitar muchas dolencias de pies. La anchura del pie puede aumentar con la edad. Mida siempre los pies antes de comprar zapatos. La parte superior de los zapatos debe estar fabricada con material suave y flexible que encaje con la forma de su pie. Los zapatos de piel pueden decir la posibilidad de irritaciones en la piel. Las suelas deben proporcionar una base sólida y no deben resbalar. Las suelas gruesas reducen la presión al caminar en superficies duras. Los zapatos sin tacón son más cómodos, más seguros y causan menos daños que los zapatos con tacones.

Coloque suelas ortopédicas  para dar soporte a sus pies cuando lo necesite y para proporcionarle un confort y alivio adicional para el dolor. Tiene disponible una gama de suelas que pueden tratar con diferentes problemas de los pies para personas de todas las edades, desde la corrección del caminar a los pies planos.

Los podólogos y los médicos de cabecera están cualificados para tratar la mayoría de problemas de los pies; sin embargo a veces se necesita un cirujano ortopédico o un dermatólogo para problemas más graves.

Dolores

Cuando le duelen los pies tras un día largo es posible que culpe los zapatos. Al fin y al cabo, ocho de cada diez mujeres dice que sus zapatos hacen daño. Pero el dolor no causado por los tacones altos puede ser causado por una fractura por estrés: una pequeña fisura en el hueso. Una causa posible: Ejercicio demasiado intenso, especialmente deportes de gran impacto como el baloncesto y correr grandes distancias. Los huesos debilitados por la osteoporosis aumentan el riesgo.

La causa más común de dolor del talón es la Fascitis Plantar, una inflamación en el punto en que este largo ligamentos conecta con el hueso del talón. El dolor puede ser más intenso al levantarse por la mañana y poner presión en el pie. La artritis, el ejercicio excesivo y zapatos con mal encaje —además de la tendinitis— también causan dolor del talón. Otras causas menos comunes son un espolón del hueso en la parte inferior del talón, una infección ósea, un tumor o una fractura.

Si tiene la sensación de caminar sobre una piedra, o si el dolor es intenso en el metatarso del pie e irradia hacia los dedos, quizás tenga el Neuroma de Morton, una hinchazón del tejido alrededor del nervio, normalmente entre el tercer y cuatro dedo. Es de ocho a diez veces más común en mujeres que hombres y está causado por una lesión o al colocar demasiada presión sobre los dedos.

Otros problemas comunes de pies y sus causas

Las condiciones de hongos y bacterias —incluyendo el pie de atleta— ocurren porque los pies están normalmente en un entorno oscuro, húmedo y cálido. Estas infecciones pueden causar enrojecimiento, ampollas, descamación y picor. Si no se trata a tiempo, la infección puede volverse crónica y difícil de curar. Para evitar estas condiciones, mantenga los pies —especialmente el área entre los dedos— limpios y secos y exponga los pies al aire siempre que sea posible. Si es propenso a este tipo de infección micótica, se recomienda aplicar diariamente polvos fungicidas.

La piel seca puede causar picor y ardor en los pies. Use jabón suave con moderación y una loción corporal en las piernas y pies cada día. Las mejores cremas hidratantes contienen vaselina o lanolina. Tenga cuidado al añadir aceites en la bañera ya que hará que la bañera sea más resbaladiza.

Los callos y clavos son causados por la fricción y presión en áreas con huesos que rozan con los zapatos. Una simple cura puede ser llevar zapatos que calcen mejor o almohadillas especiales. Los medicamentos de farmacia contienen ácidos que destruyen el tejido pero no tratan la causa. Estos medicamentos a veces reducen la necesidad de cirugía. Tratar los callos y clavos uno mismo puede ser perjudicial, especialmente si se tiene diabetes o una mala circulación.

 

Verrugas y crecimientos en la piel causados por virus. A veces son dolorosos y si no se tratan pueden extenderse. Dado que los medicamentos de farmacia rara vez curan las verrugas, asegúrese de consultar con un profesional. El médico puede aplicar medicamentos, quemar o congelar la verruga o quitarla con cirugía.

Los juanetes se desarrollan cuando las articulaciones del dedo gordo no están alineadas y se hinchan y se vuelven tiernas. Los juanetes pueden estar causados por zapatos que no encajan que causan presión sobre una deformidad o una debilidad heredada en el pie. Si el juanete no es grave, podrá aliviarle utilizar zapatos anchos en el empeine y los dedos. Las almohadillas protectoras pueden proteger el área dolorida.

El color, la forma y la textura de las uñas también puede indicar diversos problemas de salud como uñas con forma de cuchara (deficiencia de hierro), uñas blancas (psoriasis, diabetes, problemas del hígado o corazón), uñas piqueteadas (problema de crecimiento de uñas o psoriasis) y uñas deformes (una gran gama de problemas pulmonares y digestivos entre otros).

Las uñas encarnadas ocurren cuando una parte de la uña rompe la piel. Puede estar causado por uñas mal cortadas. Las uñas encarnadas son especialmente comunes en pies grandes. Un podólogo o médico puede eliminar la parte de la uña que corta la piel. Esto permitirá que el área se cure. Las uñas encarnadas normalmente se pueden evitar la cortar las uñas rectas y niveladas con la parte superior del dedo.

Los espolones son crecimientos de calcio que se desarrollan en los huesos de los pies. Son causados por esfuerzo muscular en los pies y se irritan al estar de pie durante largos períodos de tiempo, llevar calzado que no encaja bien o tener sobrepeso. A veces no causan dolor, pero otras el dolor puede ser grave. Los tratamientos de espolones incluyen un soporte adecuado de los pies, almohadillas del talón, taloneras y otras recomendaciones del podólogo o cirujano.

No podemos encontrar productos que coincida con la selección.