Pies Cansados Y Doloridos

Causas y tratamiento para los pies adoloridos

A medida que envejecemos, los pies cansados y adoloridos pueden convertirse en una parte común de la vida. La mayoría de nosotros sabemos cómo es la experiencia del dolor en los pies, particularmente después de estar de pie todo el día, ya sea en el trabajo o fuera de compras o pasando el día afuera. Las mujeres, en particular, tienden a sufrir dolores en los pies como resultado de usar zapatos más ajustados y de moda, o tacones altos. Sea cual sea el caso, buscar tratamiento para el dolor de pies puede ayudarte a aliviar la incomodidad y volver a la actividad diaria.

 

Plantillas Ortopédicos

¿Qué causa los pies cansados y doloridos?

Las investigaciones han demostrado que tener arcos caídos, o mejor explicado, tener pies con pronación excesiva, causa que la persona use más energía al caminar lo cual aumenta considerablemente el grado de fatiga al final del día en comparación con personas sin pronación excesiva. Esta teoría se ha demostrado en un proyecto de investigación en la Revista de la American Podiatric Medical Association.

Caminar vigorosamente o permanecer de pie durante largos periodos de tiempo tiene un efecto obvio en los pies. Otros factores incluyen zapatos con mal encaje o poco acolchados y medias o calcetines apretados. Una circulación reducida de la sangre en los tobillos y pies también causa pies cansados y doloridos.

Factores contribuyentes

  • Edad: a medida que nos hacemos mayores, el acolchado de grasas de la suela de los pies se vuelve muy fino, además nuestros pies se ensanchan y engordan. La piel también se vuelve más seca. El dolor de pies en las personas mayores es la primera señal de artritis, diabetes y enfermedades vasculares.
  • Sexo: Las mujeres tienen más riesgos de padecer dolor intenso en los pies que los hombres debido al uso de tacones. El dolor intenso en los pies parece ser una causa importante de discapacidad en mujeres mayores. Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de padecer dolor de pies debido al aumento de peso, la hinchazón de los pies y tobillos y la liberación de ciertas hormonas que hacen que los ligamentos se relajen.
  • Deshidratación: los pies tienen aproximadamente 250.000 glándulas sudoríparas y pueden excretar hasta un cuarto de litro de humedad cada día. Por lo tanto, es importante acordarse de beber mucha agua durante el día.

Ejercicios útiles para los pies

  1. Ponerse de puntillas: colóquese de pie con los pies en paralelo y, sujetando un mueble fijo, suba y baje poco a poco de puntillas. Esto ejercita los músculos de las piernas y ayuda a fortalecer los músculos del pie.
  2. Extienda la suela del pie sentado, extienda y estire el pie en línea recta con la pierna.
  3. Rote el pie sentado, extienda un pie cada vez y rote lentamente en el tobillo, como si intentara realizar el círculo más grande posible con el dedo gordo. Hágalo primero en una dirección y después en la otra.
  4. Movilice los dedos: siéntese con los pies en el suelo. Mueva los dedos hacia arriba y hacia abajo. 

Tratamiento

El ejercicio puede ser un tratamiento efectivo para el dolor de pies y hay una serie de ejercicios que puedes intentar para aumentar la circulación y aliviar la presión, al tiempo que desarrollas y tonificas los músculos. Éstos incluyen:El ejercicio puede ser un tratamiento efectivo para el dolor de pies y hay una serie de ejercicios que puedes intentar para aumentar la circulación y aliviar la presión, al tiempo que desarrollas y tonificas los músculos. Éstos incluyen:

  1. Levantarse de puntillas: párate con los pies paralelos entre sí y, mientras sostienes un mueble estable para apoyarte, levántate lentamente de puntillas. Esto ejercita los músculos de las piernas y te ayuda a fortalecer los músculos del pie.
  2. Extensión de la planta del pie mientras está sentado: extiende y estira el pie en línea recta con la pierna, lo que le dará tono a tus tobillos y pies.
  3. Gira los pies mientras está sentado: extiende los pies uno a la vez y gira lentamente el tobillo, como si trataras de dibujar el círculo más grande posible con el dedo gordo. Haz esto primero en una dirección, luego en la otra.
  4. Moviliza los dedos de los pies: permanece sentado con los pies apoyados en el piso. Mueve los dedos hacia arriba y hacia abajo.
No podemos encontrar productos que coincida con la selección.