¿Qué Es La Gota?

La Gota es una condición que causa hinchazón y dolor en una o más articulaciones. En realidad es un tipo de artritis aunque muy distinto a la Reumatoide o la Osteoartritis. El lugar más común en el que se experimenta dolor e hinchazón es el dedo gordo.

Comúnmente la Gota afecta a hombres con edades entre 30 y 60.

La Gota es uno de los pocos tipos de artritis en el que se pueden reducir los daños futuros en las articulaciones al usar tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas de la Gota?

Dolor agudo en las articulaciones. Se puede experimentar dolor en los tobillos, rodillas, manos, pies o muñecas. La dolencia más común es dolor e hinchazón en el dedo gordo. El dolor a veces se describe como una sensación de escozor.

Áreas pruriginosas o inflamadas de la piel. Cuando la Gota desaparece, la piel alrededor del área afecta se vuelve pruriginosa y se pela.

Articulaciones inflamadas. Es común tener articulaciones tiernas e hinchadas.

Fiebre. Algunas personas con Gota afirman tener síntomas de alta temperatura y fiebre.

Flexibilidad reducida. Es común sentir rigidez y flexibilidad reducida en las articulaciones afectadas.

Nódulos. pueden aparecer pequeños nódulos en los codos, manos y orejas.

Los síntomas de la Gota desaparecen gradualmente. El ataque de gota normalmente durante 1 semana.

¿Qué lo causa?

El cuerpo humano produce ácido úrico. Este es responsable de descomponer purinas y se elimina con la orina. Si el ácido úrico no se elimina o si se produce demasiado, se forman y acumulan cristales. La acumulación de estos cristales en las articulaciones es la que causa la hinchazón y el dolor.

Las purinas se pueden encontrar de forma natural en el cuerpo pero también en la carne roja, mariscos y algunas bebidas alcohólicas (¡la cerveza es la número uno!). Una gran ingesta de estos productos produce un mayor nivel de purinas y por lo tanto una mayor probabilidad de gota.

El sobrepeso conlleva una mayor probabilidad de desarrollar gota.

¿Cuáles son los desencadenantes principales de la Gota?

  • Obesidad/sobrepeso.
  • Una gran ingesta de comidas ricas en purina como la carne roja, vísceras, marisco y cerveza.
  • Uso prolongado de aspirina y medicamentos diuréticos.
  • Psoriasis.
  • Dietas con muy pocas calorías.
  • Rápida pérdida de peso.

¿Qué hacer si cree que tiene la Gota?

Si cree que tiene la Gota y experimenta un dolor repentino e intenso en una articulación consulte con su médico. Si no se trata puede empeorar con el tiempo. Quizás su médico le hará un análisis de sangre (para ver su nivel de ácido úrico) o quizás haga una prueba de fluidos en la articulación. Eso se hace para comprobar si hay cristales de ácido úrico presentes.

Lo mejor es seguir una dieta saludable y limitar el consumo de alcohol.

No podemos encontrar productos que coincida con la selección.